En la Naturaleza

"Una vez superada la condición de mono, el hombre llega penosamente a la conciencia humana y a la realización de su libertad. Sin embargo, sólo lo logra completándose con todos los individuos y la naturaleza que los rodean, pues el mundo natural crea la libertad de los individuos".

El placer de la contemplación de un paisaje natural, es una sensación que un poeta podría expresar mucho mejor. Al adentrarnos en el paisaje, podemos descubrir que está constituido por una gran cantidad de componentes, algunos vivos como las plantas y los animales, y otros no vivos, como el agua y los nutrimentos. También podemos darnos cuenta de que este paisaje forma parte de un ecosistema, el cual mantiene un adecuado funcionamiento gracias a las interacciones que forman entre cada uno de sus componentes. Además este funcionamiento nos proporciona bienes y servicios. Desgraciadamente muchos de estos paisajes, ya no existen, pues ahora son parte de la mancha urbana, de un cultivo o de un pastizal para el ganado. Es el deber del ser humano conservar y proteger la naturaleza porque forma parte de ella, porque proviene de ella.